Durante los días en EEUU tuve oportunidad de asistir a un encuentro con uno de los periodistas y pensadores más importantes del mundo, para debatir sobre la política norteamericana y su lugar en el mundo.

Moises Naim recibió en 2011 el Premio Ortega y Gasset, el galardón más importante del periodismo español. Es analista internacional principal de «El País» (España), y «La Repubblica» (Italia) y además también contribuye al Financial Times y la revista estadounidense The Atlantic.

Naím es autor o compilador de más de diez libros en el ámbito de la política global, la económica internacional y el desarrollo económico.

Este encuentro fue sobresaliente ya que no es común poder escuchar un pensador de esta envergadura. Aprovecho para recomendar un libro de su autoría que leí hace algún tiempo y que se llama «El fin del poder».

Él integra un equipo de lo que hoy se llama «think tank», algo así como pensadores que realizan un laboratorio de ideas y allí tuvimos el privilegio de escuchar su análisis sobre lo que pasa en el mundo y particularmente en América con la gente y el poder.

Este grupo de pensamiento al que el pertenece fue creado en 1910 y el primer contratado para hacer análisis fue nada menos que Sigmund Freud, ya que la inminencia de la guerra mundial convocó a estas personas a solicitarle estudié los determinantes psicológicos de la guerra.
Naim considera que la democracia no puede hacer mucho frente a determinados problemas  y considera uno de los peores males de los países de América lo que el llama «el continuismo», es decir la búsqueda de perpetuarse en el poder o crear dinastías.
Considera que los partidos políticos dejaron de ser el lugar de los idealistas y esto genera una crisis, siendo que la democracia necesita de los partidos políticos.

Deja un comentario