Ayer, viernes 2, visitó nuestra ciudad el Embajador de Palestina en nuestro país, Husni Abdel Wahed, quien brindó la charla «Palestina: pasado, presente y futuro», ante una gran concurrencia de público que se acercó al Círculo de Suboficiales de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

El Embajador, quien nació en un campo de refugiados en Jericó, narró la historia de su pueblo que se remonta a un territorio que habla de las primeras civilizaciones de las cuales se tiene conocimiento.

Pensemos simplemente que la ciudad de Jericó tiene 10.000 años de existencia continuada. Hoy nuestra ciudad de Dolores está cumpliendo recién 200 años.

El Embajador recorrió la significación estratégica en la que se encuentra dicho territorio al vincular los 3 continentes de la antigüedad: Asia, Africa y Europa.

Esta situación hizo que siempre fuera de interés para las potencias de cada tiempo el dominio de este enclave. Primero los romanos, luego los turcos, después los ingleses, se preocuparon por dominar esa zona cuya riqueza petrolera y ubicación en todo una región donde este producto potencia el valor de los recursos naturales, hicieron que en la historia más reciente los ingleses que ocupaban el lugar fueren los principales impulsores y facilitadores de ubicar en el lugar un pueblo que protegiera sus intereses que son también los intereses de lo que llamamos «Occidente».

Fue así que fundamentalmente después de la segunda guerra mundial junto a Francia, Estados Unidos y sus aliados, se ocupan de crear artificial y caprichosamente un conjunto de países atomizados sin respetar sus culturas, idiosincracias y hacen nacer así una potencia hegemónica, que es el Estado de Israel, que en la actualidad tiene 6 millones de habitantes, y cuenta con un ejército que es el cuarto más grande del mundo.

Recorrió aspectos históricos, antropológicos, geográficos y claramente, los políticos, mostrando como es violado el derecho internacional, como se vulneran los derechos humanos, como se silencia y oculta el dolor y como se tergiversa con éxito la información a la que accede el ciudadano desprevenido.

En síntesis, fue una exclusiva y privilegiada oportunidad de conocer el pasado y el presente de un pueblo que, a pesar de todo, sigue luchando.

Deja un comentario